SALES DE EPSOM DE LAVANDA 1LB

$30.900

Descripción

Epsom Salt Soaks de Dr. Teal combina la sal de Epsom pura (sulfato de magnesio U.S.P.) con el aceite esencial de lavanda, para ayudar a aliviar el estrés y despertar tus sentidos. Las sales de epsom son conocidas por sus propiedades revitalizantes, por lo que son perfectas para reavivar músculos cansados y adoloridos, mientras ayuda a refrescar la apariencia de la piel.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “SALES DE EPSOM DE LAVANDA 1LB”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 disponibles

SKU: CO1797 Categoría:

Estas sales de epsom (sulfato de magnesio) para el uso corporal, son naturales y enriquecidas con aceite esencial de lavanda.

¿Qué es la sal de epsom?

La sal de epsom está hecha de los minerales naturales magnesio y sulfato, los cuales son ingredientes con potentes propiedades: – El magnesio ayuda a regular la actividad de más de 300 enzimas en el cuerpo, pues la falta de magnesio contribuyen a la presión arterial alta, hiperactividad y problemas cardíacos. -El sulfato es esencial para muchos procesos biológicos, ayudando a eliminar toxinas y ayudando a formar proteínas en articulaciones.

Beneficios de la sal de epsom:

Un baño de pies o baño de tina con las sales de epsom te ayudará a:

  • Calmar dolores musculares, ya sea por el ejercicio o por la artritis.
  • Aliviar el dolor muscular, proporcionar alivio de la picazón de quemaduras solares y hiedra venenosa, eliminando las astillas y disminuyendo la hinchazón.
  • Suavizar la piel deshidratada
  • Reducir el mal olor
  • Ayudar a retirar uñas encarnadas y aliviar la infección ya que mejora la circulación de la sangre.

Como usarla:

  • En la tina de agua tibia, agregar 2 tazas de sal de epsom Dr Teal’s y sumergirse de 15min a 20min.
  • Pies: Añadir media taza de sal de epsom en un galón de agua tibia, meter tus pies por aproximadamente 15 mins. y repite por lo menos 3 veces a la semana. También puedes mezclar la sal con alguna crema o jabón y masajearlos. Esto ayuda a exfoliar, mientras ayuda a desinflamar.
  • Hacer una pasta para aplicar a la piel limpia. Mezclar una cucharadita de sal de epsom con una taza de agua caliente hasta que se disuelva, luego meterla en la nevera por 20 mins.